Estrellas difusas‎ > ‎Poesia‎ > ‎

Conociendo a quien no se conoce

Me sumerjo a fondo

en corazones ajenos

buscando en ellos

resquicios de mí.

Se abren ante mis ojos,

como libros,

espíritus dormidos,

doloridos,

repletos de frases

que ya he leído

y que ahora adquieren

mil nuevos sentidos.

 

Conozco cada ser y sus por qué,

comprendo cada gesto y mirada,

porque ahora ya

son parte de mi ser,

porque ahora ya

son uno con mi alma.

 

Y me temen si les digo

lo que sienten,

y se asustan si les muestro

su verdad,

y se ríen si les hablo

de soñar

pero son sus propios sueños,

y me dicen que les miento

y se alejan sonriendo

y yo me pregunto:

 

Por qué es tan difícil

sentir como siento,

por qué es imposible

mostrar a alguien

su propio adentro.

Por qué es tan extraño

saber a qué huele el aire

y a qué sabe la nada,

sentir el rugir del viento

en el corazón

y entre las manos el calor

de una mirada.

      Por qué no oyen

      vibrar los sueños

      en sus entrañas.

Por qué el mundo no se conoce.

Cómo mostrar quién eres

a quien no sabe quién es él.

 

Si hoy las gentes,

en sus mundos de cristal,

viven sin soñar...

cómo hablarles de ideales

si no conocen su propia realidad.
Comments