Estrellas difusas‎ > ‎Poesia‎ > ‎

Feliz Navidad

Nochebuena, Navidad

villancicos y champagne,

una sombra, casi un hombre

se escurre entre la muchedumbre.

Cien abrigos de visón

dos mil sombreros de copa

buscan regalos de última hora.

Negra mano, escuálido brazo,

roba las sobras de algún plato.

Mira de lejos las luces

de ese mundo tan suyo

que hoy no conoce.

Ruido, barullo...

se asusta,

se encoge.

En el olvidado callejón

sus ojos solo brillan.

Bajo el polvo y el barro

de noches sin sueño,

de años sin hogar,

se esconde el rostro de un niño

que nunca aprendió a jugar.

Unas piernas famélicas

acurrucadas en el suelo

tiritan de frío.

Sus ojos negros,

como la noche

de las calles donde se esconde,

hablan de una edad

mayor de lo que corresponde.

                                                              

Entre diarios

de meses pasados

acuna un paquete

que tiene manos:

manos pequeñas,

llenas de vida,

que piden a gritos

fuego y comida.

Sólo un chupete

y sobras de pavo

para este “paquete”,

para este “bulto”,

que es su hermano.

Sus tristes ojos de adulto

miran la ciudad

y se desea a sí mismo:

“Feliz Navidad”

Comments