Estrellas difusas‎ > ‎Poesia‎ > ‎

Gorro de lana

Verdes y extensas praderas,

caminos embarrados,

un ciervo despistado,

y el calor de una hoguera.

 

Subiendo una escalera

llegamos al pasado,

me guías de la mano

mostrando el niño que eras.

 

Días de familia y juegos,

de risas frente al fuego,

de tortitas en pijama

y niebla de mañana.

 

Mi vida queda parada,

ya la retomaré luego,

que por unos pocos días

para mí no existe nada

más allá de tu mirada,

que mi idea de alegría

hoy viste gorro de lana

y tiene los pies fríos

cuando se mete en la cama.
 
 
 
 
Comments