Estrellas difusas‎ > ‎Poesia‎ > ‎

Papel quemado

La vida

es una hoja de papel

que se va consumiendo,

                               agotando,

                                      quemando,

como las brasas que arden

y forman cenizas,

y no se sabe

cuando terminan las brasas

y cuando empiezan las cenizas,

      y nadie sabe dónde empieza uno mismo

      y dónde termina el ruido de la multitud.

                                              

Pero de repente: ya no hay fuego.

Y no sabes si eras tu el que ardía

o era el resplandor ciego

de una llama lejana

el que calentaba tu corazón,

sólo sabes que el mundo

ha dejado de girar.

Y te vuelves

      y preguntas

           y no entiendes

                y buscas

y no te das cuenta

de que te vas agotando,

de que te estás quemando,

hasta que ya es tarde

y de tu vida

        sólo quedan recuerdos,

y de la hoja

       tan solo sobran

       negras cenizas

      que el viento se lleva.

Pero tú no tienes esa suerte

y no vuelas, y te quedas,

y aun no sabes

si tú ardes

o es el recuerdo

de una llama apagada

 

Comments